domingo, 5 de abril de 2009

por pedido de pao

no tengo tres tetas

tampoco dos

abundantes

rulos menos

ahora

camino sobre el agua

aunque no me ves

ando comiéndome

los ojos

en los colores

de los pájaros que se quedan

pegados

a los vidrios

de la ventana

del único dormitorio

del cuarto c

de dolores sé bastante

aunque no alardee

aun duele

el costado izquierdo o

el centro del pecho

y ahí agarro

letra a letra sobre la página

blanca hasta entender

o aceptar

me copio una sonrisa extraña

que pasa

a la carcajada



A veces otros me salvan



Hoy diluvió sobre la ciudad

quedó limpita

y de a ratos sale el sol.

2 comentarios:

  1. que bueno es poder diluviar
    y quedar limpito

    abrazo ana

    ResponderEliminar
  2. sí, eso! a diluviarse y que el sol salga de a ratos. Que se pueble tu lugar de poesía, querida mía.

    Luz, luz para que brillen las uvitas peladas!

    ResponderEliminar